miércoles, 27 de mayo de 2015

DOS CITAS MUY IMPORTANTES PARA MÍ.

Os pongo las invitaciones a dos citas muy importantes para mí, que tendrán lugar el viernes 29 y el sábado 30. Yo participaré en ambas, en la del jueves en la nueva Sede Universitaria de la calle S. Fernando, como autor del cuento premiado en 2007 en el Concurso Literario "Pou de la Neu", y en la del viernes 30, como miembro de la Comisión Civica de Alicante para la recuperación de la Memoria Histórica y autor del libro "25 de Mayo, la tragedia olvidada".
Os espero, amigos.
Miguel Ángel Pérez Oca.






lunes, 25 de mayo de 2015

¡HEMOS GANAO, CON PAN Y BACALAO!



Anoche, la sede de Izquierda Unida de Alicante era una fiesta, aunque algunas caras reflejaban una sombra de tristeza. La plataforma GUANYAR, después de tantos meses de esfuerzos, trabajos e inconvenientes, había sacado 6 concejales en la nueva corporación municipal, tras un intenso día de elecciones que, seguramente, van a cambiar la Historia de este país y de esta ciudad. Se supone que con 6 concejales nuestros, 6 del PSOE y 3 de Compromís, tenemos asegurada una mayoría de izquierdas en nuestro Ayuntamiento. Los 8 del PP y los 6 de Ciudadanos no alcanzan para mantener a la Derecha en el poder. Sin embargo, los compañeros de Izquierda Unida, como ya he dicho mostraban una cierta tristeza en sus rostros, a pesar del triunfo local. Porque en las Cortes Valencianas, Izquierda Unida ha perdido la representación. Nuestra estupenda Esther se queda fuera. Es la fuerza ascendente de Podemos, que ha alcanzado 13 escaños, arañados al PSOE y a IU, así como el ascenso de Compromís, con sus 19 diputados, 13 más que en las pasadas elecciones, también conseguidas a costa de las otras formaciones clásicas de la Izquierda y el Centro Izquierda (me resisto a llamar Izquierda a secas al PSOE).
En cuanto al ascenso de GUANYAR ALACANT, creo que se debe a dos circunstancias: Por un lado, la fuerza de Podemos, integrante de la formación, aunque su comportamiento ambiguo y su falta de apoyo real durante la campaña ha menguado, quizá, el triunfo; y por otro, al prestigio de Miguel Ángel Pavón, el voluntarioso y tenaz concejal de IU que ha sido el principal artífice de la caída de Sonia Castedo y el desprestigio del PP alicantino.
Ahora me preocupa la postura prepotente de Echévarri, el cabeza de lista del PSOE, que sin más se postula ya como líder de la Izquierda alicantina y futuro alcalde así, sin más, sin encomendarse a Dios ni al Diablo. Habrá que negociar el asunto ¿No?, porque GUANYAR y Compromís, juntos, suman 9 concejales y pueden negarse a seguir la huella del autonombrado jefe. Por otro lado, no sabemos qué piensa Ciudadanos, pero seguro que no le interesa, de momento, cerrar ningún compromiso con el PP, del que intentará desmarcarse y librarse de la definición de "marca blanca de la Derechona". A lo mejor, sabiendo negociar y poniendo los debidos límites y un buen acuerdo de mínimos, no estaría mal un acuerdo de Centro-Izquierda, los nuevos contra los viejos; o sea una coalición de GUANYAR, Compromís y Ciudadanos, que dejase fuera del equipo de gobierno al fracasado PP y al engreído PESOE. En la noche de las elecciones, los apoderados del PSOE estaban muy nerviosos e impertinentes con nosotros, empeñados en impedir que nuestros apoderados pudieran decir que GUANYAR era una coalición de IU y Podemos. Quizá intentaban conseguir un concejal más para poder imponerse a la Izquierda Real, pero les salió el tiro por la culata.
Esto se pone interesante. 

martes, 19 de mayo de 2015

Y TAMBIÉN UNA POESÍA.




No sé si influenciado por el ambiente de nuevos tiempos que se adivinan con las próximas elecciones, el fin del bipartidismo, los nuevos movimientos políticos y demás, y llevado sin duda por un arranque de ingenuo optimismo, he presentado también en la Tertulia este poema que bien podría ser la letra de una canción o himno a ese día en que ha de cambiar el viento (y yo he de estar en el balcón para sentirlo en la piel). Ojalá sea cierto.

               ESE DÍA.

Siento en el alma un rumor
de aire limpio que se acerca
y espero que aquí el hedor
se vaya cuando amanezca.

Espero y quiero sentir
que esperar ya no es en vano,
que ya llega un porvenir
que estaría en nuestras manos.

Dame tiempo, corazón,
para vivir esta dicha,
que he de estar en el balcón
cuando nos llegue la brisa.

Abrid lo ojos, abrid,
no abdiquéis de esta visión,
que hoy tendremos que sufrir,
pero mañana, ya es hoy.

Y romperemos cadenas,
latirán los corazones,
se acabará tanta pena
y nacerán las canciones.

Dame tiempo, corazón,
para ver este portento,
que he de estar en el balcón
cuando nos besen los vientos.

Mas si las almas mezquinas
y cobardes prevalecen
y en mi tierra no germina
lo que mi tierra merece…

No dejaré de esperar
y abrigar la convicción
de que un día ha de llegar
que nos dará la razón.

Dame tiempo, corazón,
para alcanzar esta meta
que he de estar en el balcón
cuando gire la veleta.



             Miguel Ángel Pérez Oca.

LA MENTIRA UNIVERSAL.


La Tertulia de ayer tenía un tema, "La Mentira" y yo escribí esto que os pongo:

El filósofo permanece en su cama, con los ojos abiertos. No puede dormir, ni sabe si podrá dormir alguna vez, después de la revelación que ha tenido esta noche.
            -Todo el Universo es una inmensa mentira – piensa -. Todo él es tan solo apariencia, sombras en el fondo de una cueva platónica, dentro de un cráneo, rumores malinterpretados por marionetas sin alma. Porque la Ciencia es clara, contundente, y no deja lugar a la esperanza. Es el instinto quien nos mueve y nos conduce por sus exigencias ancestrales, y nosotros, necesitados de justificaciones que nos dignifiquen, lo hemos sublimado y nos hemos inventado el amor, la bondad, la belleza y todas esas mentiras que nos ocultan las verdaderas razones de nuestra conducta. No hay más que instintos básicos: hambre, sed, sueño, sexo, necesidad de supervivencia del individuo y solidaridad natural de grupo… El amor, lo que llamamos amor, no tiene en el fondo más rango que el hambre, la sed o las urgencias del vientre. En realidad, es solo un eufemismo que encubre la necesidad de copular. ¿Y qué decir del Arte y la belleza? Reconozcámoslo: nuestra búsqueda de lo bello no nos conduce más que a orgasmos simbólicos e imágenes armónicas, destinadas a hacernos sentir más seguros…
            En eso, un ruido extraño, que antes lo había despertado, vuelve a alarmarlo. Parece un aleteo o el corretear de un pequeño animal en la terraza encristalada.
            -Ya está ahí otra vez ese maldito ruido. ¿Habrá ratas en la casa? Si ese bicho no me hubiera despertado con sus golpes, no me habría puesto a pensar, y ahora dormiría feliz, creyendo que mis sueños son reales… pero no lo son, ni los sueños ni la vigilia. Todo es una fantasmagoría. En realidad, como dijo Bertrand Russell, no tenemos ninguna razón para suponer que seamos algo más que un montón inmenso de átomos inconscientes, regidos por las inexorables leyes de la Física. Somos robots fisiológicos. Ni siquiera podemos aspirar a tener buena suerte, porque todo está ya predeterminado en un mecanismo universal y exacto que produce la única realidad posible desde el maldito Big Bang. Creo que soy real, pero es mentira. No lo soy en absoluto. Dios, si existe, sería alguien que está jugando con nuestros seres virtuales en su consola universal. Y nosotros, pobres ilusos, confiamos en que se apiade de nuestras personitas y fabrique un cielo donde cobijarnos tras la muerte. Pero eso también sería inútil, porque nacemos y morimos a cada segundo y nos engañamos con la falsa perspectiva de la memoria. Dentro de un momento, habré muerto por enésima vez; pero mis yos del futuro recordarán este instante como propio. Ni siquiera nos queda el consuelo de maldecir al Autor de esta Mentira Universal que no ha creado Nadie...
            De nuevo el molesto ruido ha interrumpido los pensamientos del filósofo.
            -Otra vez ese maldito bicho, que no me deja conciliar el sueño. Voy a salir fuera y lo aplastaré de un pisotón – se dice airado y sale de la cama para abrir la puerta de la terraza, dispuesto a desahogar su nausea metafísica descargando su pie contra el invasor, quizá un ratoncito, un pequeño murciélago o un insecto impertinente, pero…
            En el suelo de la terraza hay un vencejo negro que aletea angustiado. Se ha colado en la casa por una mampara abierta y no encuentra la salida. Mira al humano gigantesco con ojos líquidos, llenos de miedo. Quisiera escapar más allá de los cristales, donde una Luna enorme se rodea de estrellas, cómplices de su secreta belleza, pero no puede, no sabe. Y el  áspero pensador sufre una conmoción. Sus manos temblorosas recogen al pájaro, que transmite espasmos de terror y un calor encendido a sus fríos dedos. Lejos de aplastar al pequeño intruso, el filósofo ha claudicado a la ternura. Abre la ventana y deja que el ave salga volando con aleteos inciertos, vacilantes, quizá agradecidos, y se aleje bañada en los rayos argentinos de la Luna, mientras unas lágrimas involuntarias humedecen los ojos del hombre y resbalan por sus mejillas.                   

                                                                                  Miguel Ángel Pérez Oca.

domingo, 17 de mayo de 2015

DOS ACONTECIMIENTO LITERARIOS.



Mi querido amigo, el escritor MARIANO SÁNCHEZ SOLER, me envía un correo en el que me anuncia estos dos acontecimientos culturales que estoy seguro os interesarán a todos los aficionados a la Literatura:








MAYO NEGRO.-  Días 20 al 23 de Mayo, por las tardes, en la Sede Ciudad de Alicante, C/ Ramón y Cajal, 4, de Alicante. No os lo perdáis.






















PRESENTACIÓN DEL LIBRO
"PREMIO LITERARIO GASTRONÓMICO POU DE LA NEU"
"Relatos Ganadores 2004 - 2013",
que reproduce todos los premios de este concurso literario-gastronómico desde su fundación, de los que yo gané el correspondiente a 2007.
Será el 29 de mayo, a las 20 horas, en la Sede Universitaria de la Calle San Fernándo,40 (antigua Sede Central de la CAM). Espero que me acompañéis en esta presentación tan grata para mi.







domingo, 10 de mayo de 2015

EN EL MITIN DE AYER.



Ayer, sábado día 9 de mayo de 2015, en el pabellón deportivo Pitiu Rochel, se celebró un mitin de Izquierda Unida al que asistí, sobre todo, por mi vinculación con GUANYAR ALACANT, coalición electoral local que aúna los empeños de las fuerzas progresistas por desplazar al PP de nuestro Ayuntamiento, después de tantos años de pésimo gobierno, sin sensibilidad social, obsesionado por las privatizaciones que son el dogma de los neoliberales, con presuntas corrupciones, favoritismos y enriquecimientos escandalosos de algunos empresarios de la ciudad, mientras hay familias desahuciadas, en el paro y con la sanidad, la educación y la cultura recortadas hasta límites intolerables. En esa coalición está Esquerra Unida, Esquerra Republicana del PV, Els Verds y Alternativa Socialista, y tiene el apoyo de Podemos y otras formaciones políticas y ciudadanas.
Yo nunca he sido un entusiasta de los mítines. Creo que los oradores suelen elaborar sus discursos con los argumentos que ya comparten todos los asistentes, en un ejercicio de reafirmación que se retroalimenta y da ánimos a sí mismo, y que yo no necesito en absoluto. No soy de los que necesitan gritar consignas y mis actitudes suelen ser esencialmente reflexivas y, hasta cierto punto, íntimas; que después se traducen en trabajo y esfuerzo; pero que no necesitan combustibles ideológicos de ninguna clase.
Por eso, acudí al mitin sin demasiado entusiasmo, admirando en todo caso el esfuerzo hecho por algunos compañeros voluntariosos, empeñados en lograr un acto multitudinario que reforzara nuestras opciones políticas, de cara al electorado. La mayor parte de los oradores estuvieron a la altura de mis expectativas. Tenían todos ellos y ellas más razón que un santo. Lo que decían eran verdades cono puños y me solidaricé sinceramente con todos los presentes, arriba y abajo del estrado; con Pavón, nuestro tenaz y concienzudo alcaldable y con el resto de participantes. Sin embargo debo destacar a dos de ellos que, sinceramente, me impresionaron y justificaron del todo mi asistencia.
En primer lugar mencionaré a Alberto Garzón, con su discurso preciso, didáctico, clarificador, que me recordó al Tierno Galván de los mejores años de la Transición. Nos dio una clase magistral desde un talante joven que conectaba con todos y nos aclaraba las ideas. Siempre recordaré una frase de su discurso, que él atribuye a un profesor suyo que, según él, dirigía frecuentemente a sus alumnos manipulados por los medios afines al poder: "¿Quién ha pensado por vosotros?". Garzón es uno de los grandes de la política, y espero verle hacer grandes cosas en mi país.
La otra persona ya la conocía desde hace años; pero sigue asombrándome. Me refiero a Esther López Barceló, candidata a las autonómicas por Alicante. Su actuación, como siempre, fue espectacular. Es asombroso como esta mujer, con su belleza aniñada y su cuerpo menudo, de frágil apariencia, se agiganta en el estrado, toca la fibra sensible del auditorio con un aplomo que asusta, y da en la diana en cada uno de sus razonamientos. Su cierre, con un alegato a la Memoria Histórica, llegó a emocionarme. A mí, que me considero tan cerebral y tan racionalista.
La conclusión del mitin estaba muy clara para mí. Con gente como esta todavía podríamos salvar a nuestro país, a nuestra comunidad autónoma y a nuestra ciudad de la debacle vergonzosa en la que nos ha sumido el Partido Popular que, además, como un nuevo Saturno, devora a sus mejores hijos, los pocos que no se han ensuciado con la corrupción y el despotismo no ilustrado. Y sé por quién lo digo.
Solo falta que el pueblo, conmigo, sepa lo que le conviene y vote a quien le conviene.
Cuando venga por aquí Pablo Iglesias iré también a su mitin, para hacerme una idea de conjunto y juzgar hasta dónde deben llegar mis esperanzas.
Nos aguardan jornadas decisivas.
                                                                                         Miguel Ángel Pérez Oca.



martes, 5 de mayo de 2015

EL TERRORISTA.



El tema para esta tertulia de ayer era "El terrorista" y yo he escrito la narración que pongo aquí, con el pensamiento consternado de que me parece inexplicable, para mí al menos, occidental y de cultura cristiana, aunque agnóstico, que los terroristas religiosos de hoy, así como también los católicos de la Inquisición del pasado, no hayan hecho esta reflexión sobre Dios que hace el personaje.
No puedo concebir un Dios al que le complazca ver correr la sangre de sus hijos.
Ahí lo dejo:


EL TERRORISTA.
            “Estoy dormido”, pensó Faruk antes de abrir los ojos.
            -Vaya, estaba rezando y no sé cómo me he quedado dormido- se excusó ante Selím, que le sacudía el hombro para despertarlo.
            -No te preocupes, hermano, has pasado unos días muy tensos y estás muy cansado… - le contestó su amigo, dándole ánimos – Vamos, es la hora.
            Mientras sus compañeros le colocaban el chaleco explosivo, bajo la adusta vigilancia del imán Omar que rezaba en voz baja, Faruk no podía dejar de pensar en el extraño sueño que había tenido unos minutos antes... Si es que había sido un sueño.
            Había soñado que estaba de nuevo en Irak, en una cueva calcárea de tonos rojizos, atalaya sobre un paisaje desértico. De pronto, se había vuelto y reconoció tras él al mismísimo Arcángel Gabriel, el mensajero de Dios. Se trataba de un ser muy alto, de largo cabello lacio y profundos ojos claros. Faruk se había postrado ante él, dispuesto a escucharlo, pero las palabras del ángel lo habían llenado de consternación.
            -¿Cómo puedes creer – le había dicho - que a Dios le complace que te inmoles, segando la vida de inocentes? Tú te has formado en este país occidental y recibiste una educación esmerada, tanto científica como religiosa. ¿Qué te ocurrió para que el imán Omar te convenciese de que debías ir a Irak a prepararte para ser un mártir de esa Yihad que predican los suyos? ¿De verdad estás seguro de que tu acción exterminadora y suicida agradará a Dios? ¿Puedes creer, por tanto, en un Dios al que le gusta ver correr la sangre de las mujeres, los niños y los hombres pacíficos? Piénsalo… - y fue entonces cuando Selím lo había despertado…
            A bordo del autobús, se vio rodeado de una multitud de personas ignorantes de su inminente sacrificio. Jóvenes hermosas, mujeres y hombres de rostro bondadoso o indiferente y varios niños de mirada inocente y clara lo rodeaban por todas partes. Introdujo su mano derecha en el bolsillo y apretó el pulsador. Ya no había vuelta atrás. En el momento en que retirase el dedo del botón, la luz se apagaría para él y… seguramente…  amanecería en un paraíso creado por Dios para premiar su martirio. “Seguramente”, pensó, solo “seguramente”; porque en el fondo de su alma, el arcángel del sueño había sembrado la duda. Y se imaginó a todas aquellas personas convertidas en un amasijo de carne sanguinolenta, en medio de una vorágine de fuego y humo, entre los restos retorcidos del autobús.
            Por detrás de la gente, el rostro severo de un hombre muy alto, de cabellos lacios y ojos claros, lo miraba con intensidad… “No lo hagas”, parecía decirle, mientras una niña rubia, que llevaba en brazos, le dedicaba una angelical sonrisa…
            Cuando regresó al piso franco, llevaba aún la mano en el bolsillo, apretando el botón del pulsador. No tenía más que soltar la presión y el infierno estallaría a su alrededor, matando a todo el que se encontrase a menos de quince metros de distancia.
            -¿Por qué has vuelto vivo, Faruk? ¿Qué te ha pasado?- le preguntó el imán, con el rostro demudado, mientras alguno de sus compañeros empuñaba una pistola.
            -Si alguno de vosotros me dispara, moriréis todos conmigo, pues ya he pulsado el detonador y no tengo más que soltarlo – les dijo Faruk con una rara frialdad. Después se dirigió al imán.
            -Felicidades, hermano Omar, porque hoy te vas a convertir en un mártir de la Yihad – y abandonó el tono irónico para  rogar a todos-. No penséis que soy un traidor...
            El imán inició un lento y disimulado movimiento hacia la puerta de la estancia, pero Faruk se le adelantó, soltando el pulsador después de rezar una breve oración:
            -Dios, Dios, te pido que no seas ese Dios sangriento que nos predican algunos imanes. Porque si has de ser esa clase de Dios, prefiero que no existas.
            Y el piso saltó por los aires, con todos sus ocupantes.